La dislexia escolar puede corregirse en poco tiempo
con un método fonográfico

Prof. María Cristina Retondaro
Diario "La Prensa" (Buenos Aires 10-02-2002)

    Muchos niños, más de los que suponemos, comenzarán el nuevo ciclo lectivo sin haber logrado la decodificación de nuestro lenguaje escrito, vale decir sin haber aprendido a leer. En cuanto a la codificación de la lengua, también es deficiente y parcial, por lo tanto no pueden escribir al dictado correctamente. Me refiero a las dificultades que padecen los niños que presentan algunas de las variantes de la denominada dislexia escolar, la manifestación más común de la amplia gama de los problemas de aprendizaje.

    Inteligentes, con una capacidad psicofísica normal para aprender con éxito el lenguaje lecto-escrito, sin embargo estos alumnos no logran asimilar el código de nuestra lengua, que es la verdadera llave para aprender a leer y a escribir en castellano, esto es, interpretar sus principios alfabéticos al discriminar y recordar los fonemas y sus correspondientes grafemas.
    Un entramado de diversas causas es el origen de esta poco difundida dificultad. Es tiempo que los padres conozcan en detalle sus síntomas al igual que todos los profesionales involucrados en el área educativa, pues es imprescindible el apoyo del hogar y de la escuela para que estos niños levanten su autoestima pudiendo solucionar sus dificultades. Se impone la difusión de los síntomas de la dislexia y sus consecuencias en el largo plazo. Se manifiesta a la hora en que el niño se ve obligado a realizar, en el primer año escolar, el aprendizaje sistemático de la lecto-escritura. Cada niño presenta un manojo de síntomas que le es propio y el profesional experimentado puede detectar aun antes del ingreso escolar los factores de riesgo.

LOS SÍNTOMAS

    Los síntomas varían tanto en cantidad como en gradación de dificultades. Y a ellos sí deseo referirme a fin de difundirlos para prevenir las graves consecuencias que sobrevendrían si subestimamos su gravedad.
    Debemos advertir que si los signos de riesgo no han sido detectados antes del primer año escolar, una vez manifestados lo mejor es actuar con premura pues estas dificultades no se solucionan por el solo paso del tiempo, antes bien, se agravan cada día más y requieren de un tratamiento especializado.
    Este movimiento de difusión se impone pues los niños disléxicos no cuentan con un lugar dentro de nuestro sistema escolar. No se encuadran dentro del sector de educación especial ni están en condiciones de seguir el ritmo del aula normal. En consecuencia, en su tratamiento deberán involucrarse no solamente el profesional especialista, sino el docente asignado al niño y sus padres, a quien debemos apoyar con nuestro consejo y guía.
    Los alumnos disléxicos están en las aulas sin que sea evidente, y la mayor de las veces son confundidos con niños indolentes o poco dotados intelectualmente. Por ello sufren daños emocionales debido a la incomprensión de los adultos al desconocer el tema que nos ocupa. Es entonces que comienza a agravarse su manifestación. El aprendizaje escolar comienza a deteriorarse, y al no realizarse en su plenitud (pues el niño que no lee posee huecos de información muy importantes) tampoco se verá favorecido el desarrollo de su calidad intelectual, sino todo lo contrario. Sabemos que el aprendizaje actúa potenciando el bagaje natural del niño, privado del acceso a la comprensión de textos, su capacidad cognitiva, su razonamiento lógico, también se empobrecerán.

LOS JÓVENES FUTUROS

    Serán los jóvenes lentos e inmaduros que aun en su vida diaria les cuesta comprender consignas y desenvolverse con prontitud y eficiencia. Se verán privados en el futuro del acceso a las universidades y a los mejores puestos de trabajo. Muchos son hiper kinéticos. Están siempre en movimiento por ansiedad. Desean aprender pero no conocen la causa de su impedimento y los adultos no los comprenden reprendiéndolos porque no prestan atención en clase. Por ello, a pesar de poseer un alto coeficiente intelectual, sus calificaciones en la escuela son bajas. Confunden letras y números al escribir o bien las omiten y repiten. No recuerda como se escriben y unen las palabras. Tienen dificultad para recordar las tablas o comprender las operaciones que realizan. Se quejan de dolores de cabeza y de estómago y al consultar al oftalmólogo, éste dictamina que su visión es normal.

UN NUEVO METODO ARGENTINO

    Un nuevo método argentino denominado fonográfico, debido a que permite la inmediata asociación de la forma y el sonido de las letras para ser recordadas con facilidad, aporta una solución rápida y definitiva a la dislexia escolar. Su objetivo es lograr en la etapa inicial del aprendizaje de la lecto-escritura, la decodificación lectora y la correcta pronunciación de los fonemas, así como la discriminación visual de las direcciones de los grafismos. Se crea un puente necesario entre la expresión gráfica y la letra, entre el dibujo pleno de significación para el niño y los grafismos convencionales y abstractos de difícil comprensión para su inteligencia concreta. Por primera vez se logra la concretización del sonido a través de la imagen visual. Esta última activa engramas sonoros que son asociados instantáneamente a las letras. Es un método audiovisual adaptado al niño de corta edad y a sus intereses, basado en dibujos, juegos, cuentos y canciones. Permite ser aplicado ya en niños preescolares y se encuentra adaptado para la enseñanza de la lectura a toda edad.

LA REEDUCACION SE ACORTA

    La principal virtud consiste en que acorta aceleradamente los tiempos de reeducación de la dislexia, ya que los niños comienzan a leer en la primer clase completando su tratamiento en sesenta días promedio, considerando tres sesiones a la semana. Por otra parte, favorece también la corrección de trastornos muy comunes del lenguaje denominados dislalias.
Hemos podido apreciar que su aplicación no se ciñe exclusivamente al consultorio psicopedagógico sino que beneficia a todos los niños como método de lectura inicial ya que permite desde las aulas prevenir las dislexias así como el rápido acceso al código de nuestra lengua y ¡ el aprendizaje de la lectura en un mes ! . En este sentido no excluye ningún otro método de lectura que pueda acompañarlo. Su propuesta consiste en constituirse en un método integral que a través del juego accede entonces a los aspectos semánticos, sintácticos, a la comprensión lectora y a la interacción con textos para el logro de un manejo fluido y global del lenguaje lecto-escrito aunque siempre partiendo de un andamiaje básico que es la llave para aprender a leer, el conocimiento del código de nuestra lengua que es predominantemente alfabética fonética.
    El fundamento teórico coincide con los postulados expresados por el Dr. Quirós - fundador de nuestra primera facultad de Fono-audiología - y con las normas pedagógicas para la enseñanza de la lectura propuestas por este prestigioso profesional. También podemos mencionar al psicólogo ruso León Vigotsky quien, en esta misma línea de interpretación propone crear un puente de enseñanza entre el dibujo y la escritura para que los niños puedan comprender y acceder a los símbolos abstractos y convencionales.

EL PUNTO DE PARTIDA

    Aplicado experimentalmente en Asunción del Paraguay, fue corroborado su éxito en el año 1999 por funcionarios de la Embajada Argentina en dicho país debido a que su autora es argentina, siendo recomendado a la Chancillería en Buenos Aires para su estudio y difusión. En la actualidad está siendo aplicado con los auspiciosos resultados antes mencionados en un centro médico pediátrico y en el Centro de Salud de la Gendarmería Nacional, ambos en la ciudad de Resistencia - Chaco, donde también está siendo evaluado por el Ministerio de Educación provincial para su implementación como método de lectura inicial para todas las escuelas de su jurisdicción y en vistas a su difusión en todo el país.
    No podemos dejar de comentar la importancia de la lectura precoz a la que permite acceder este método. Experimentalmente se ha aplicado a niños a partir de los cuatro años obteniendo resultados sorprendentes. No olvidemos que la lectura precoz favorece las actividades lógicas del pensamiento y la comprensión simbólica desarrollando considerablemente el potencial intelectual del niño. A diferencia de los métodos globales hoy vigentes, el niño consigue decodificar realmente, en forma precisa, las palabras sin basarse únicamente en un reconocimiento global al leer.
     Como parte de este programa de difusión y ante la necesidad de evaluar en el menor tiempo posible los síntomas de riesgo de la dislexia escolar, contempla también el ofrecimiento de evaluaciones gratuitas a niños y jóvenes de todos los niveles escolares.